Nace la primera guía para ayudar a las instituciones financieras a que se comprometan con la naturaleza

La protección del medioambiente es fundamental para el mundo entero. Proteger el planeta es proteger nuestra casa. Ante la inminente emergencia climática, la defensa ambiental debiera ser prioritaria en las agendas globales. Pero la naturaleza también es fundamental para el sector financiero, ya que su pérdida pone en riesgo las economías. Asimismo, este sector tiene un importante papel que desempeñar en la lucha contra la pérdida de biodiversidad y en la adaptación de los flujos financieros a un mundo más respetuoso con la naturaleza. Con el afán de contribuir a una transición financiera ecológica es que surge la nueva "Guía del Sector Financiero", desarrollada por el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Otras novedades