Bifrutas reduce su impacto ambiental gracias a sus envases sostenibles

La marca de bebidas zumo-leche de Pascual apuesta por reducir su huella de carbono en todos sus componentes, desde el brik hasta las pajitas, pasando por el agrupador retráctil de los envases. A partir de esta iniciativa, la marca ahorra más de 450 toneladas de plástico de origen fósil al año y dejará de emitir 728 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a lo que produce una flota de 352 coches en 365 días.

Otras novedades