A esta pregunta buscaban dar respuesta un grupo de estudiantes de máster de la Universidad pública de Wageningen, Países Bajos, que realizaron una investigación de seis semanas junto a la ONG Oceana sobre los plásticos y el sector de la hostelería en Mallorca. La isla es uno de los destinos españoles más elegidos en Europa para pasar el verano, lo cual trae un fuerte impacto ambiental para la zona. Uno de los hallazgos del estudio fue que el 92% de los residuos marinos son de plástico. Ante esta situación, el objetivo principal fue conocer la viabilidad del turismo sostenible y de las zonas libres de plásticos, o áreas en las que la utilización de plásticos de un solo uso se reduce drásticamente gracias a opciones con materiales más sostenibles.

Otras novedades