La pandemia ha modificado, entre otras cosas, la percepción de la movilidad y ha acelerado la transición hacia los vehículos eléctricos. Según una encuesta realizada por la consultora estadounidense Oliver Wyman, en Europa, el 24% de las personas prioriza las razones medioambientales para elegir la opción eléctrica. Concretamente, en nuestro país la aceptación de este tipo de movilidad limpia es alta: un 73% de las y los españoles afirman que se compraría un vehículo eléctrico y un 10% planea comprárselo en 2021. De este modo, España se convierte en el segundo país de Europa con más disposición para la compra de vehículos eléctricos. La principal ventaja que presenta este tipo de coches, en términos medioambientales, es que son cero emisiones.

Otras novedades