La innovación es una prioridad política en toda la Unión Europea que puede aportar muchos beneficios a la sociedad, pero también genera impactos que a menudo no se tienen en cuenta. Sin dudas, la innovación tecnológica es un importante motor del cambio hacia la tan anhelada sostenibilidad, pero, ¿a qué costo? Un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) analiza cómo la innovación puede responder a los retos de la sostenibilidad y de qué manera Europa debe buscar soluciones que se complementen con la tecnología. Los expertos sostienen que los retos de la sostenibilidad requieren, además de la tecnología, prácticas sociales novedosas y un cambio cultural e institucional para generar transformaciones realmente estructurales.

Otras novedades