En Impact Hub medimos el valor de la colaboración

Los últimos dos años han supuesto un cambio radical en nuestra manera de trabajar. El auge de los espacios compartidos, la digitalización creciente de las tareas y los nuevos modelos híbridos han sacudido los cimientos laborales, y empresas de cualquier tamaño se preguntan cuál es el sistema adecuado para sus necesidades.

Además, hay que añadir el aumento producido en el número de trabajadores por cuenta propia: el número de autónomos, freelancers o emprendedores se encuentra al alza.

Está fuera de toda duda el refugio social que supone el coworking para estos trabajadores independientes y remotos, que en muchas ocasiones trabajan sin equipo, con compañeros temporales o con otros alejados hasta a cientos de kilómetros (miles a veces). El manifiesto del coworking de 2011 ya define este lugar como «un motor económico basado en la colaboración y la comunidad».

“Amparados por estas cifras que demuestran el valor de la colaboración, seguimos adelante sabiendo que nuestros espacios son auténticos viveros de talento y oportunidades”

Desde 2013 la red Impact Hub realiza una encuesta anual, junto a la Universidad de Viena, para analizar las sinergias que se producen en los espacios de trabajo compartido y cuál es el impacto que causan en las organizaciones. Cada año las respuestas de 3.000 miembros de la comunidad Impact Hub internacional arrojan conclusiones reveladoras. Resultados muy positivos y medibles que se reflejan en el Informe de Impacto anual, como la identificación de oportunidades profesionales, el acceso a vías de financiación o la mejora en la cantidad y en la calidad de sus servicios

Puedes leer el artículo completo en nuestro Blog

Otras novedades